¿Y tú, sabes sacar el máximo partido a tu barba?  Te traemos  los mejores truquillos para que luzcas una barba de escándalo.

  1. Escoger la barba adecuada para ti. Esto depende de la forma de tu cara: si eres de cara ovalada estás de suerte, podrás lucir la barba que más te guste y te quedará bien. Por lo contrario, si es redonda o cuadrada, te sentará mejor llevar la zona del mentón algo más larga que los lados. Para rostros más triangulares lo ideal es lo contrario: llevar los lados un poco más largos para crear sensación de equilibrio.
  2. Una vez conoces tu rostro y lo que más te favorece, viene uno de los pasos que más vas a disfrutar: ¡dejar tu barba crecer sin preocupaciones!, pero solo entre tres y cinco días, luego habrá que echarle mano. Mientras tanto debes aguantar la presión de tus conocidos para que te rasures, si vences esta batalla habrás pasado el primer obstáculo.
  3. Tradición vs. Tecnología. Una vez hayas dejado crecer tu barba es hora de empezar a cuidarla. Para ello cuentas con dos opciones, el método más tradicional: la cuchilla, o el método más tecnológico: la maquinilla eléctrica. Esta decisión no se basa solo en tu personalidad, también hay que contar con la sensibilidad de tu piel y el tiempo que tengas para dedicarte. Con la cuchilla conseguirás un resultado más profesional, pero tiende a irritar la piel,  mientras que con la eléctrica te ahorras tiempo pero es menos profesional en los acabados.
  4. Aunque quieras que tu barba parezca descuidada, debe solamente parecerlo. La barba requiere de cuidados como son el lavado en profundidad dos veces por semana, aplicación de aceites o cremas, y mascarillas. Es un complemento que requiere tiempo y una cierta inversión para que luzca perfecta.
  5. Y después de la limpieza viene el secado, que también tiene truco. Debes de secar tu barba muy bien después de cada lavado ya que la humedad es su peor enemiga. Para ello usa una toalla y da pequeños toques sin frotar para evitar que el pelo se rompa. También puedes recurrir al secador si algún día vas escaso de tiempo.
  6. Por último pero no menos importante, debes mimar tu barba. Para ello es recomendable tener una persona de confianza que esté cualificada para asesorarte y ayudarte con su cuidado para que esté perfecta. Además te obligarás a tener algo de tiempo para ti, algo de lo que cada vez prescindimos más. En Juan Galán queremos ser tus mejores aliados para ayudarte a sacar el máximo partido a tu barba.

pexels-photo-373899